Media Veda: Todo lo que necesitas saber

Si empezamos a hablar de la caza de codorniz, hay que preparar muy bien la jornada. En primer lugar, no olvidéis los complementos básicos...como el agua para el perro. El agua lo podéis llevar en una botella pequeña, en una cantimplora o en cualquier otro recipiente hermético. Podéis usar las manos para darle de beber si no tenéis ningún cuenco a mano. Os recomendamos que el perro cace siempre de cara al viento, despacio y cortando bien el campo. De esta forma, aumentaréis las probabilidades de que no se quede ninguna codorniz rezagada.

Otro de los puntos importantes es camuflarse bien. Ir bien equipado con ropa de camuflaje para evitar ser vistos. Es fundamental equiparse con una gorra para protegernos del sol de cara y tener la visión siempre al 100%. Aquí os dejamos esta gran gorra de la mano de Beretta: http://armeriaprieto.com/tienda/tiro-y-competicion/gorras-tiro/gorra-beretta-hunting-dog-bc680-detalle.html

También podéis usar reclamos o señuelos. Aquí os dejamos unos pocos: http://armeriaprieto.com/tienda/accesorios/reclamos-y-senuelos.html

Una vez estamos en faena, si el perro hace una puesta, es importante intentar acercarse al perro sin encarar la escopeta, con los cañones apuntando al suelo y con el sol de espaldas. De esta forma, cuando el pájaro salga, nos resultará más sencillo localizarle y cuadrarle de abajo a arriba. Sobre a qué lado del perro ponerse, depende del terreno...es recomendable ponerse al lado donde el terreno presente peor orografía, es decir, donde sería más difícil de cobrar para que el pájaro arranque hacia el otro lado. Un bueno consejo...intentar afinar el encuadre contando hasta tres antes de disparar. Es muy fácil precipitarse en el tiro y fallar...como dicen los más veteranos: "No les tires hasta que no les veas el collarín blanco". Eso si, si casualmente notamos que el disparo ha sonado muy poco...revisar el interior del cañón por si se quedó el taco dentro.

Si tenemos suerte y hemos hecho un doblete, es mejor siempre cobrar la segunda primero (puesto que es más fácil perder la referencia de la primera), pero antes de cobrarla dejar un palo o una piedra de referencia por donde suponemos que ha caído la primera. Si tenéis un buen perro...dejarle trabajar tranquílamente y disfrutar del espectáculo. Aunque no os fiéis siempre del compañero...que un mal día lo tiene cualquiera.

Si vuestro perro sufre una mordedura de una víbora, llevarlo rápidamente al veterinario...pero si os pilla lejos os toca prevenir. Primero limpiar la herida con agua oxigenada, luego calentar vuestra navaja con un mechero y realizar un pequeño corte donde se ha producido la mordedura. Después presionamos a ambos lados de la mordedura para que salga el veneno. Por último limpiar la herida con agua oxigenada. Es importante saber que las víboras marcan con dos orificios la carne...mientras que las culebras (q no inyectan veneno) marcan con forma de herradura. Si le muerde una culebra bastaría con limpiar la herida con agua oxigenada.

Si os encontráis con una tormenta en campo abierto...intentar llegar al coche si es posible, si no, huir de los árboles que estén aislados, dejar la escopeta lejos hasta que pase la tormenta y tumbaros en el suelo. Siempre hay que tener mucho cuidado con los rayos...no queremos disgustos innecesarios.

Cambiando de tercio, si hablamos del calibre recomendado...destacamos que el 12-70 es el más popular. Es mejor recurrir a una escopeta que pese menos puesto que con el calibre 12 ya tenemos muchas escopetas que bajan de los 3Kg. Además ya muchas vienen con chokes intercambiables, lo que nos permite emplear la misma escopeta para distintas modalidades de caza. Sobre qué cartuchos y chokes usar en la media veda, lo mejor es usar lo que mejor os resulte, puesto que para gustos los colores. De todas formas, nosotros tenemos estas preferencias:

  • Caza de paloma torcaz: Nos quedamos con cartuchos de 32 o 34 gramos, con perdigones del 7 ó del 6. Usaríamos chokes de 3 o 2 estrellas.
  • Caza de tórtola: Nos quedamos con cartuchos de 30 o 32 gramos, con perdigones del 8 ó del 7,5. Usaríamos chokes de 4 o 3 estrellas.
  • Codorniz: Nos quedamos con cartuchos de 30 o 32 gramos, con perdigones del 10. Usaríamos chokes cilíndrico y de 4 estrellas.

Otro punto a tener en cuenta es el calor en la Media Veda. Es muy importante proteger la munición y la escopeta todo lo que podamos. El calor deteriora la pólvora de los cartuchos, incrementando la presión en la recámara al disparar. Este aumento de presión deforma los perdigones y hace que la escopeta plomee mal. De esta forma, intentar dejar los cartuchos y el arma a la sombra siempre. Si tenemos suerte y vamos a disparar mucho, y tenemos opción de usar dos armas...mucho mejor. Así podemos alternar entre ambas para dejar que se enfríen. Un escopeta caliente calienta el cartucho, que si ya está caliente...al disparar producirá una sobrepresión. Otro truco es usar alguna mochila térmica o incluso una simple nevera para proteger los cartuchos del calor extremo. Eso sí...¡Importantísimo! Al primer síntoma de sobrepresión dejar de disparar. La seguridad siempre es lo primero.